El entorno

Ardales

Este municipio malagueño está localizado junto a un gran promontorio calizo conocido como Peña de Ardales. Su extensión superficial es de 106 km² y cuenta con 2.206 habitantes aproximadamente.

Ardales aglutina un gran número de atractivos turísticos. A su patrimonio monumental e histórico hay que sumarle las maravillas naturales que nos ofrece, a tan solo unos kilómetros del pueblo podremos visitar el extraordinario Caminito del Rey y el Desfiladero de los Gaitanes.

El pasado andalusí de Ardales lo podemos ver en el poblado rupestre de Bobastro. Un vestigio del siglo IX formado por una construcción defensiva y un templo, que está excavado en la roca. De este momento histórico es también el Castillo de la Peña, un conjunto de dos recintos amurallados rematados con nueve torres. Ambos son la huella de los enfrentamientos que libró Omar Ben Hafsun contra el Emirato de Córdoba, hasta que éste conquistó Ardales.

Pero todavía podemos viajar más atrás en el tiempo si vamos a visitar la Cueva de Doña Trinidad Grund, el yacimiento prehistórico más interesante de Ardales. Una cavidad natural repleta de estalactitas y estalagmitas, y con los grabados rupestres de la galería del Calvario.

Carratraca

Carratraca se sitúa en las estribaciones más nororientales de la Serranía de Ronda (sierras de Alcaparaín, Baños y Aguas). Su superficie es de 22,4 km² y su población está censada en 750 habitantes aproximadamente.

La iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Salud es uno de los edificios con mayor interés arquitectónico del pueblo. Fue construida sobre el solar de una antigua ermita, el interior consta de tres naves separadas por arcos de medio punto y en el camarín se puede encontrar la imagen de la Virgen de la Salud.

La Plaza de Toros de Carratraca data de 1878 cuyo graderío se asienta sobre la roca. En ella se celebra una famosa representación de Semana Santa escenificada por los carratraqueños. Desde la espalda de la plaza, podemos seguir el bello camino forestal que lleva a la antigua ermita de la Virgen de la Salud.

Sin embargo, el legado más famoso de Carratraca es su balneario de aguas sulfurosas. La temperatura del agua se mantiene siempre a 18 grados, debido a que sus aguas provienen de manantiales subterráneos. Esto sumado a sus propiedades curativas lo convierten en el lugar ideal para la salud dando descanso y relajación.

Flora y Fauna

El Desfiladero de los Gaitanes constituye uno de los paisajes más espectaculares de la sierra malagueña, con paredes escarpadas y de altura considerable, entre las que discurre el río Guadalhorce.

El paraje natural que rodea los municipios de Ardales y Carratraca está formado por pinos carrascos, piñoneros, encinas y eucaliptos configuran el estrato arbóreo del lugar, acompañado de matorral en el que predominan las sabinas, enebros, palmito, retama y jara. En la ribera del Desfiladero de los Gaitanes la vegetación está formada por juncáceas, carrizos, cañas, adelfas y tarajes, con algunos álamos y sauces.

Destacan entre la fauna las aves de montaña como el alimoche, buitre leonado, águila real, halcón abejero, y un largo etcétera, junto con varias especies de anfibios y numerosos reptiles (lagarto ocelado, culebra de escalera, culebra bastarda, culebra viperina). La cabra montés habita las partes más altas, junto con zorros, conejos, lirones, tejones y ginetas.

Clima

Ardales y Carratraca poseen un clima cálido y templado, donde la mayoría de las precipitaciones tienen lugar en los meses de invierno. La temperatura media anual se encuentra a 16.5 °C y la precipitación media total al año es de 659 mm.

El mes más seco es julio, con tan solo 2 mm de precipitaciones, mientras que el mes más lluvioso es noviembre, con un promedio de 104 mm. En cuanto a las temperaturas, el mes más caluroso del año es agosto con una media de 24.7 °C, y el mes más frío es enero, con un promedio de 9.7 °C.

El clima de la zona en donde se sitúan ambos municipios, es de tipo mediterráneo, sin embargo el efecto barrera del Arco Calizo Central, que se extiende hasta el Desfiladero de los Gaitanes, provoca una tendencia a la continentalización. Esto significa que la influencia del mar se reduce considerablemente, haciendo los veranos más largos y calurosos y los inviernos mucho más fríos que en la costa malagueña.

Debido a este tipo de clima, en invierno se pueden producir heladas ocasionales, contrastando con los tórrido veranos de este municipio.

Gastronomía

La cocina de Ardales está basada sobre todo en guisos elaborados a base de cabrito y cordero. Por su parte, Carratraca es reconocida en toda la provincia por su exquisita repostería.

Los platos típicos de Ardales son:

  • Galletas de almendra: repostería.

  • Gazpacho: se prepara en frío a base de ajo, miga de pan, aceite, agua, vinagre, tomate y sal, con o sin pimiento y pepino.

  • Migas: las migas se elaboran con agua y se toman acompañadas de uvas, melón, sandía, naranjas, aceitunas, arencas y otros productos del campo.

  • Porras: se consume generalmente en verano. Presenta la particularidad de ser más espesa que el resto de los gazpachos. Es una mezcla de gazpacho sencillo sin agua y salmorejo. Se sirve con huevos cocidos, jamón serrano y torreznos.

  • Y también encontramos: caldereta de cabrito, cordero al pastoril y embutidos de cerdo.

En cuanto a la gastronomía de Carratraca, cabe destacar:

  • Repostería casera: bizcochos, cubiletes, roscos de manteca, tortas de aceite, tortas de almendras...

  • Callos de Carratraca

  • Chivo a la pastoril

  • Jarrete a la campera

Desarrolla: Infodel Media